Se diseñó la Plaza de las Quinceañeras para generar un sitio abierto a la comunidad, y para convertir la actual Glorieta de la Estampida en un espacio público incluyente, accesible y un exitoso atractivo del que todos puedan disfrutar, para esto se consideraron una variedad de factores que nos ayudaran a cumplir con el objetivo:

El primero consistió en tomar en cuenta a los actuales usuarios de la famosa glorieta de “los caballos”, que después de analizarlo, nos dimos cuenta que es un espacio utilizado principalmente por quinceañeras y parejas de novios como escenografía de las fotos de sus eventos y por lo que se decidió convertir a la nueva “Plaza de las quinceañeras”, de esta manera se podría brindar una mejor función a la plaza en cuanto a comodidad, seguridad y atracción, brindándole al proyecto de un espacio icónico en Guadalajara una identidad especial de la cultura mexicana, además de generar un gran interés entre mexicanos, latinos y estadounidenses al ser la primera plaza en el mundo dedicada especialmente a las bellas quinceañeras, en plasmar la tradición de la fiesta conmemorativa permanentemente y al convertirse en un punto de encuentro para personas de diferentes culturas y clases sociales, con un interés en común.

Sin embargo, la plaza como un espacio público, no es exclusivo para quinceañeras por lo que se pensó en seccionar en 4 áreas para el disfrute general; Uno de los aspectos más importantes es la vegetación y las áreas verdes, por lo que la actual zona del monumento de la estampida se llenará de flores y se convertirá en una hermosa área de jardín para crear un escenario natural en el corazón de la ciudad.

Otra sección de la nueva plaza será un nuevo punto de reunión, con accesos planeados alrededor de la glorieta, en donde las vialidades se tranquilicen y prioricen al peatón en el proyecto, para que el peatón pueda usar de manera efectiva el espacio de descanso y el mobiliario urbano como bancas, mesas, basureros y luminarias necesarios para un espacio público de descanso y calidad, además de áreas para ejercicios y juegos infantiles en donde podamos aumentar el tiempo de visita de un usuario en el espacio.

La organización del espacio es un importante determinante de nuestras experiencias por cómo nos relacionamos con nuestros alrededores. Por lo tanto, es necesario diseñar espacios públicos que sean incluyentes para que todos los que forman parte de la sociedad puedan acudir a ellos y de esta manera lograr tener inclusión social.

La Plaza de las Quinceañeras combina aspectos de la cultura mexicana y la arquitectura para crear un espacio público único en todo el mundo. De esta manera se busca que el sitio sea un factor de unión en la sociedad y de esta manera generar un proyecto que promueva un urbanismo más justo en el país.

Este es solo un paso en la dirección correcta para que poco a poco se pueda ir logrando mayores espacios de cohesión social y que de esta manera el diseño urbano de México sea caracterizado por ser social e integrado.

About the Author Estudio 3.14

Estudio 314 es un equipo de arquitectos, diseñadores, urbanistas, interioristas y sociólogos urbanos especializados en la arquitectura de las relaciones. Relacionamos personas, culturas, ideas y disciplinas para generar proyectos innovadores.

Deja un comentario