Hoy por hoy, los números son muy importantes, son una expresión exacta de lo que somos, de cómo nos medimos, y con 700 millones de usuarios activos al mes, tenemos claro que Instagram, es parte de nuestra realidad.

Todos conocemos Instagram. Es una app, en nuestras manos, nos muestra imágenes, es parte de nuestro lenguaje.

No creo que Instagram se trate de noticias, es influencia, es espacio, es una biblioteca escolar, es un spa; Instagram es superficial, como un elogio, que vuelve hermosa la superficialidad cuando la ligereza surge juzgando visualmente. Instagram es síntesis, es arte. Es el momento cuando te enteras que no eres original, o cuando entiendes que hay alguien mejor que tú.

Instagram es diseño de alta velocidad.

Es como pensar, pensar en imágenes, como Aby Warburg en formato cuadrado. Instagram es sobre el conocimiento.

Instagram es fácil cuando no te interesa.

Instagram requiere compromiso, para formar parte del proceso de diseño, en ese momento que dura un poco más de un segundo, que nos define a mirar hacia el futuro, Instagram es sólo una derogación temporal de las polaridades de la mente, es la puerta al mundo, para un arquitecto, la puerta al público.

Instagram se trata de rendirse ¿Qué mejor que presentar tu arquitectura a través de los ojos del público? Implica una actitud clara ante la relación entre arquitectos y usuarios.

Instagram es un proyecto, en el que puedes ver al pasado, abrir las ventanas al futuro, y entender el proceso de diseño.

About the Author Estudio 3.14

Estudio 314 es un equipo de arquitectos, diseñadores, urbanistas, interioristas y sociólogos urbanos especializados en la arquitectura de las relaciones. Relacionamos personas, culturas, ideas y disciplinas para generar proyectos innovadores.

Deja un comentario