II. Cómics y Arquitectura

Flash Gordon, Moebius y Mendelsohn.

En 1934 el dibujante estadounidense Alex Raymond inicia una serie de tiras para un suplemento dominical de King Features Syndicate. Su argumento es absurdo: Flash Gordon, un famoso jugador de polo y Dale Arden, futura novia del héroe, se lanzan en paracaídas cuando el avión en que viajaban se estrella contra un meteorito que se dirige hacia la tierra. Este hecho inicia un conjunto de delirantes circunstancias que les lleva a viajar por el espacio hasta el planeta Morgo y combatir con el malvado Ming. Contra todo pronóstico las aventuras de Flash Gordon se convirtieron en un éxito.

Alex Raymond. Flash

Unos pocos años antes un entonces desconocido arquitecto alemán, Eric Mendelsohn, ve interrumpida su prometedora carrera por el estallido de la primera guerra mundial y tras servir como enfermero voluntario de la cruz roja se alistó con los ingenieros hasta el final de la guerra en 1918. En sus incursiones por el noroeste de Prusia descubre la arquitectura cambiante de las dunas de arena que plasma en un conjunto de dibujos que denomina “architecture of the dunes, 1920”.

03_Mendelsohn

Uno de los aspectos que contribuyeron al éxito de las aventuras de Flash Gordon fueron los escenarios donde se desarrollaba la acción y que Alex Raymond supo plasmar en sus viñetas: ciudades sobre plataformas voladoras, torres imposibles, altas densidades… en la mayoría de los casos basadas en interpretaciones futuristas de antiguas civilizaciones.

Alex Raymond. Flash Gordon

Este mismo recurso escenográfico fue empleado por Fritz Lang para la película Metrópolis, como una ciudad de rascacielos cuya arquitectura casi art decó recuerda a los desarrollos urbanos que se estaban llevando a cabo en esos momentos en Nueva York y Chicago, filtrados por una estética maquinista y deshumanizada.

Fritz Lang. Metropolis. 1927

Interesado por esta arquitectura e influenciado por las corrientes expresionistas que reflejaba la película, Eric Mendelsohn dibuja edificios imaginarios que plasma en un conjunto de croquis, en muchas ocasiones sin un objetivo concreto, simplemente como divertimento.

06_Mendelsohn

A miles de kilómetros Alex Raymond dibujaba monocromáticas construcciones verticales de base porticada que se alzan sobre una gran escalinata. Grandes faros de estética futurista que servían de escenario para las confrontaciones entre el emperador Ming y un joven Flash Gordon.

Alex Raymond. Flash Gordon2

Tras el regreso de la guerra, y gracias a su relación con el astrofísico Erwin Finlay-Freundlich, Eric Mendelsohn recibe el encargo de diseñar una torre como observatorio astrofísico en la ciudad alemana de Postdam. Para ello, recogiendo las investigaciones llevadas a cabo por el arquitecto, empezó a dibujar un conjunto de propuestas.

08_Mendelsohn

Esta investigación se concretaría en lo que se convertiría en la obra maestra de la ‘Arquitectura Expresionista’ europea, la “Einstein Tower”.

Eric Mendelsohn. Torre de Einstein en Postdam. 1924

Epílogo: en 2011 una marca francesa de perfumes de lujo, Hermès, encarga a uno de lo mejores dibujantes de cómics del momento, Jean Giraud, más conocido como “Moebius”, la realización de un conjunto de ilustraciones que aludan al concepto de los viajes de Hermes (dios mensajero de la mitología griega). Como respuesta al encargo, Moebius realiza una serie de 9 dibujos que resumen en gran medida los conceptos desarrollados durante su larga trayectoria profesional. Torres monocromáticas, plantas porticadas, coronaciones a modo de observatorios…

Jean Giraud Moebius, Voyage d´Hermès, 2011

Fuente: Más de arte

Estructuras: Belleza y Eficiencia

Desde tiempos primitivos, el hombre ha encontrado la necesidad de incorporar arte en todo tipo de herramientas y elementos utilitarios de la vida diaria. Los artesanos tenían la encomienda de realizar objetos que ayudaran en las tareas básicas con el menor esfuerzo posible. De todos estos objetos, los que mayor valor adquirían son los que además de cumplir su función generaban mayor vinculación con los sentimientos de quienes los poseían. Es decir, características objetivas y subjetivas en equilibrio.

En las estructuras se pretenden conciliar estos mismos hechos. Por un lado los aspectos técnicos-físicos inherentes a un sistema constructivo, y su esencial contribución estética que le dé valor y permanencia. El éxito de una estructura es aquella que logre ser proyectada para que resulte placentera al espectador, tomando los principios ingenieriles que la hagan posible. No al revés. A lo que podemos decir que es esencial que se cumplan ambas. Los proyectistas somos conscientes que las ideas que eleven costos sin dar valor, no son arte. Son viles. De aquí se desprende la búsqueda de elementos estructurales que abonen al éxito estético y funcional de un proyecto.

Por tanto, buscar la belleza de una estructura es buscar elementos técnicos de estricta necesidad, que en armonía generen vinculación con el pensamiento subjetivo que llamamos arte.

EJEMPLO: EDIFICIO VI: BUSQUEDA DE ELEMENTOS ESTÉTICOS QUE EFICIENTICEN SU ESTRUCTURA.

box-image

EJEMPLO: PUENTE DE LA IGUANA

box-image (1)

box-image (2)

box-image (3)

150 años de Frank Lloyd Wright en MoMA

Una nueva exposición en MoMA de Nueva York se establece para celebrar el 150 aniversario de nacimiento de Frank Lloyd Wright.

La exposición estará partir de junio 12 hasta el 1 de octubre de 2017, llamada ‘Frank Lloyd Wright at 150: Unpacking the archive’ busca involucrar críticamente la práctica multifacética de Wright, que sigue siendo uno de los arquitectos más prolíficos e influyentes del siglo 20. La exposición comprende cerca de 400 obras, incluyendo dibujos de arquitectura, modelos, la construcción de fragmentos, y muebles.

frank-lloyd-wright-at-150-unpacking-the-archive-MoMA-exhibition-new-york-designboom-01

MoMA ha dividido la exposición en 12 secciones hablando cada una de un objeto clave o etapas a partir de los archivos de Wright fundación Lloyd franco. De esta manera, el espectáculo está estructurado como una antología que abre la obra de Wright a debate tanto para los expertos y el público en general.

‘Un diseñador radical e intelectual, Wright abrazaró las nuevas tecnologías y materiales, fue pionero en sistemas de do-it-yourself de construcción y experimentación de vanguardia, y teorías originales avanzadas con respecto a la naturaleza, la planificación urbana y la política social’, dice el MoMA.

frank-lloyd-wright-at-150-unpacking-the-archive-MoMA-exhibition-new-york-designboom-02

En una carrera que abarcó siete décadas, Wright diseñó más de 1.000 edificios, realizando más de 500. Su vasta colección de dibujos fue adquirida conjuntamente por el MoMA y la biblioteca de las artes arquitectónicas y finas Avery de la Universidad de Columbia en 2012. ‘unpacking the archive’ se refiere a la tarea monumental de mover estos 55.000 dibujos, 300.000 hojas de correspondencia, 125.000 fotografías, y 2.700 manuscritos, así como los modelos, películas, fragmentos de construcción, y otros materiales.

frank-lloyd-wright-at-150-unpacking-the-archive-MoMA-exhibition-new-york-designboom-03

La exposición está organizada en torno a una columna cronológica central en relieve de muchos de los grandes proyectos de Wright. La exposición se ilustra con algunos de sus mejores dibujos e incluyen obras clave como unity temple (1905-08), fallingwater (1934-37), the johnson wax administration building (1936-39), and the marin county civic center (1957-70).

frank-lloyd-wright-at-150-unpacking-the-archive-MoMA-exhibition-new-york-designboom-04

frank-lloyd-wright-at-150-unpacking-the-archive-MoMA-exhibition-new-york-designboom-06

frank-lloyd-wright-at-150-unpacking-the-archive-MoMA-exhibition-new-york-designboom-07

frank-lloyd-wright-at-150-unpacking-the-archive-MoMA-exhibition-new-york-designboom-08

frank-lloyd-wright-at-150-unpacking-the-archive-MoMA-exhibition-new-york-designboom-09

frank-lloyd-wright-at-150-unpacking-the-archive-MoMA-exhibition-new-york-designboom-10

 

 

I. Cómics y Arquitectura

Los arquitectos, a lo largo del siglo XX, han transitado por caminos comunes al mundo del cómic. Este recorrido, de la misma manera, se ha producido en el sentido inverso. La retroalimentación entre ambos mundos nos ha dado múltiples ejemplos que queremos revisar en un par de artículos que no pretenden ser exhaustivos sino un divertimento que los enlace, un pequeño juego de relaciones y conexiones entre estas dos disciplinas.

Jean Giraud Moebius, Voyage d'Hermés, 2011

¿Qué elementos han llevado a conectar mundos tan distintos?

1. Desde un punto de vista técnico el cómic y la arquitectura comparten el empleo de la herramienta del dibujo como medio para comunicar sus propuestas. Dibujar es entender. Parafraseando a Albert Einstein, no entiendes algo hasta que eres capaz de dibujarlo.

Sanaa. Teatro y Centro Cultural “Die KunstLinie” en Almere (Holanda). 1998

2. Decía Enric Miralles que “un edificio lo construye una idea singular”. Ser capaces de trasmitir esta idea requiere de una cierta capacidad de comunicación, no solo de sus características sino también de los procesos que han llevado a ella. El mundo del cómicnos propone herramientas narrativas de comunicación muy afines a esta necesidad de la arquitectura, tanto por la vinculación directa entre diálogo, argumento y espacio como por el ritmo directo necesario para conectar con el interlocutor.

Enric Miralles. Apuntes para el Parlamento de Escocia. 1998

3. El papel lo aguanta todo. El formato desenfadado del cómic ha hecho que sea fuente de múltiples planteamientos y propuestas utópicas que, en muchas ocasiones, han influido y servido de referencia para proyectos de arquitectura: espacios imposibles que desafían las leyes de la gravedad, ciudades imaginarias de escalas imposibles, … son lugares recurrentes para el imaginario de los arquitectos.

François Schuiten y Benoît Peeters. La fiebre de Urbicanda. 1985

4. En el mundo de los cómics suele ocurrir que el espacio y la arquitectura se convierten en protagonistas de las diferentes narrativas propuestas. Para ello los autores también buscan sus influencias y referencias en el mundo de lo construido, produciéndose un fructífero camino de ida y vuelta entre ambos mundos.

Chip Kidd y Dave Taylor. Batman Arquitectura mortal. 2013

5. Existe entre las dos disciplinas un deseable “intrusismo profesional” donde no pocos arquitectos han empleado sus dotes gráficas y narrativas al servicio del cómic y viceversa.

Lebbeus Woods. Drawings for the DMZ