¿Cómo debemos vivir?

En los años 30 cuando se estableció el Departamento de Arquitectura y Diseño del Museo de Arte Moderno en Nueva York, los curadores del museo, guiados por la creencia que el poder del diseño puede cambiar nuestras experiencias y percepciones de la vida diaria, se enfocaron en la pregunta “¿Cómo debemos vivir?” cómo una de las cuestiones vitales en el diseño contemporáneo.

Esta exhibición en el MoMA que lleva el mismo nombre que este boletín, estuvo expuesta desde Octubre del 2016 hasta el pasado mes de Mayo. “¿Cómo debemos vivir?” exploró los procesos, materiales y colaboraciones que dieron forma al interior modernista. La exhibición contó con más de 200 piezas expuestas, como dibujos e impresiones, pintura y escultura, fotografía y películas.

How Should We Live-02

Enfocándose en entornos específicos, la exhibición mostraba el diseño de interiores domésticos, recreaciones de exhibiciones famosas y diseño de espacios comerciales. Todos estos trabajos fueron una recolección hecha desde los años 20s hasta los años 50s.

Las diferentes piezas van desde un carrito para té diseñado por Alvar y Aino Aalto, la “Frankfurt Kitchen” de Grete Lihotzky, algunas sillas de Ray y Charles Eames, hasta el estudio/habitación de Charlotte Perriand para el “Maison du Brésil”. Concentrándose no solo en los espacios habitables cotidianos, la exhibición contenía también mobiliario textil, posters y láminas de concursos, elementos de exhibiciones temporales y de exhibiciones promocionales.

How Should We Live-03

La exhibición, más que concentrarse solamente en obras maestras aisladas, pone su atención en la síntesis de la correlación que hay en el diseño de un objeto con su entorno, así como la conexión con factores y actitudes externas, como elementos sociales, tecnológicos y políticos.

How Should We Live-04

El análisis de cada elemento exhibido siempre tiene que ir más allá de analizarlo como un simple objeto expuesto para conocer de él. Se tiene que analizar su función, su materialidad, su aportación para el entorno para el cual fue diseñado y los contextos que llevaron a crear dicho objeto.

 El cómo debemos vivir se basa en la idea que la aportación del diseño a nuestro entorno de vida diaria, no se debe regir por la regla de la estética, sí no por la funcionalidad y la justificación de los elementos que rodean nuestra manera de vivir. Debemos analizar si nuestra vida diaria está conformada con elementos con los que de verdad deberíamos de vivir, sin ser imprescindibles pero que al mismo tiempo marquen algo dentro de nuestra cotidianeidad.

How Should We Live-05

Paulette Pattiserie: Dos culturas, un concepto

Paulette reinterpreta la Belle Époque de París en Guadalajara con la peculiar experiencia de llegar a un gran salón de té francés en el que puedes desayunar chilaquiles y acompañarlos con un eclairs y café mexicano. El estilo urbano parisino con lo decorativo de la Belle époque, las calles alumbradas con faroles de herrería, banquetas vestidas con macetas y fachadas con cariátides y grandes ventanales, en conjunto con lo más hermoso de la casa tradicional mexicana como un zaguán con el típico piso de mosaico de cemento.

La síntesis de lo contemporáneo y lo tradicional, de lo local y lo global, se expresa en este bistró. El grafismo es parte esencial del ambiente ya que recrea fachadas y escenas parisinas aplicadas en diferentes formatos, materiales y escalas, todo esto inspirado en el viaje a México ilustrado por franceses.

1

Piramide

d

Las artes decorativas se hacen visibles en la fluidez de las formas de las molduras de la arquitectura interior, así como en los detalles de la gran barra que con el diseño de su papel tapiz dan testimonio de lo sutil y lo sensible que es el diseño francés. La cerámica tapatía enmarcada por unas columnas inspiradas en un Kiosco mexicano Todos los elementos hallados en este espacio juegan con la memoria y el recuerdo al mismo tiempo que se unen en una propuesta que consolida lo cosmopolita como característica.

DSC_0080_copy

Las fusiones de dos culturas muy ricas no solo aportaron elementos decorativos y espaciales a los más de 12 proyectos ya realizados para la marca Paulette, si no también se llegó a concretar toda una experiencia de servicio integral, proponiendo la importancia del concepto en el contexto.