Patterns.

En castellano, patrón, refiere a una forma particular de cómo algo está organizado o en qué momento sucede, incluso para referirse al jefe, el dueño o el modelo a seguir. En diseño, refiere a un gráfico que busca darle textura a lo que podría ser liso o plano y que además se aplica en telas, tapices, materiales y acabados.

Pero ¿qué aporta el diseño de un patrón a un proyecto y cómo lo logramos.

A partir del proyecto Me Cabo, dejamos un poco de lado el simple hecho de escoger de un catálogo y trabajamos patrones personalizados. Resultó ser una forma efectiva de darle exclusividad a nuestro diseño.

Primero conceptualizamos la idea. Como inspiración tomamos todos los elementos posibles: experiencias, emociones, lugares, objetos, naturaleza, cultura, tradiciones, etc. y recreamos la experiencia del usuario en el espacio. Por medio de imágenes representamos todos esos elementos que engloban el “ecosistema”, desde lo más evidente y tradicional hasta lo más surreal y atrevido.

Aterrizado el concepto, lo demás fluye con naturalidad. Se crea un trazo y se definen los elementos que lo forman. En cuestión de técnica, trabajar con retícula es muy útil, ya que nos permite repetir, rotar y espejear las formas (aún siendo orgánicas) generando movimiento uniforme.

Finalmente definidos los trazos, la composición se trabaja de afuera hacia adentro, primero hacemos coincidir las orillas y terminamos en el centro. Algo que puede ser útil al momento de trabajar la composición, es darles color a las figuras antes para evitar que se sature.

Aunque pareciera que su función es meramente estética, un patrón también comunica, y crearlos es todo un reto de conceptualización, composición, equilibrio y color.

7 casos de grandes obras arquitectónicas en estado de deterioro

¿Cuántas vidas tiene una gran obra de arquitectura? La primera comienza cuando es construida y habitada, y se juzga por el impacto que tiene sobre la calidad de vida de sus habitantes. La segunda llega generaciones después cuando su relevancia se vuelve histórica y quizá su función inicial ya no se adapta a la sociedad que la rodea. El valor de este tipo de edificios reside en lo que nos comunican del pasado y por ello su conservación es necesaria.

Sin embargo, en Latinoamérica hay incontables casos de edificios con gran valor arquitectónico que se encuentran en estados lamentables de descuido y deterioro. Siete ejemplos a continuación:

1. Los Manantiales de Félix Candela Ciudad de México, México

3127587442_6f47e4a039_b

Este edificio construido en 1957 se ubica en Xochimilico, y es un espacio de gran significación cultural en la Ciudad de México debido a sus orígenes prehispánicos. El arquitecto Candela propuso un diseño que pudiera integrarse con los jardines al modo de un objeto flotante y a partir de su estructura similar a una flor de loto, formada por la intersección de 4 paraboloides hiperbólicos.

Actualmente sigue funcionando como restaurante y espacio de baile con grupo musical en vivo, sin embargo los espacios interiores y exteriores han visto mejores días. La humedad y el tiempo se reflejan en la pintura que cae a pedazos, mientras que los focos utilizados en la losa varían de tipos o no se reemplazan.

2. Parador Ariston de Marcel Breuer Mar de Plata, Argentina 

lady

Se ubica en el barrio de La Serena, en Mar del Plata, Argentina y fue diseñado por el arquitecto húngaro Marcel Breuer y construido en el año 1948. La intención detrás del proyecto fue contener reuniones sociales, bailes y cócteles, y se levantó en una planta elevada con formas curvas inspiradas en la imagen de un trébol, permitiendo un máximo acristalamiento e ingreso de luz solar.

Lamentablemente, el edificio se encuentra en ruinas y total abandono, a pesar de algunas iniciativas ciudadanas para recuperarlo. Los muros se encuentran graffiteados y las ventanas tapiadas con madera, estados que difícilmente podrán mejorar ya que el Parador Ariston no está protegido ni figura dentro del listado de bienes patrimoniales de la ciudad de Mar del Plata.

3. Edificio Copelec de Juan Borchers, Jesús Bermejo e Isidro Suárez Chillán, Chile 

800px-Edificio_de_la_Copelec_sala_atención

Declarado Monumento Histórico en 2007, este edificio de la ciudad de Chillán es considerado como una de las obras más importantes de la época. El edifico brutalista fue diseñado por la oficina de Juan Borchers, conformado por los arquitectos Juan Borchers, Jesús Bermejo e Isidro Suárez en 1962. Es una de las pocas obras construidas por Borchers (1910-1975) siendo, junto con la Casa Meneses, su obra más emblemática.

Aunque en 2013 corrieron rumores que anunciaban que el edificio se restauraría para ser convertido en Centro Cultural, actualmente mantiene su uso original como oficinas de su propietario, la Cooperativa Eléctrica de Chillán, estacionamientos, almacenes y talleres de bicicletas.

4. Casa Robles Castillo de Luis Barragán Guadalajara, México

CpOZi5GUIAAAwAl.jpg-medium

En 1926 el doctor Adolfo Robles León le encargó a un joven Luis Barragán su primer diseño para una casa habitación, y el resultado fue la Casa Robles Castillo ubicada en la colonia Americana de la ciudad de Guadalajara.

En tiempos recientes, el inmueble ha sido rentado para distintos fines comerciales, entre ellos un restaurante-bar, un local de Subway, y actualmente una taquería estilo Tesistán. Entre rentas, la casa sufría de abandono y graffiti, por lo cual aunque su cambio de vocación ha ocasionado debate, es sin duda preferible.

5. Club de Yates Santa Paula de Vilanova Artigas São Paulo, Brasil

09_Arquitetura_Brutalista

Este gran edificio de 1961 se define por una cubierta rectangular de una losa tripartita, con ocho pilares dispuestos simétricamente a ambos lados, apoyados directamente en los bloques de fundación sobre muros forrados de piedra. Un piso más alto da continuidad a la cota de la avenida y una planta baja que ocupa 2/3 del área de proyección de la cubierta, que se sitúa en la cota de nivel del lago, conformando un zócalo semi-enterrado envuelto por los muros de arrimo.

Aunque el edificio tiene un gran valor dentro de la arquitectura moderna brasileña, al dejar de utilizarse comenzó su deterioro y maltrato.

6. Ladera de la Misericordia de Lina Bo Bardi Pelourinho, Brasil

16008325993_279545ecd7_o

Lina Bo Bardi fue una de las arquitectas más importantes y expresivas de la arquitectura brasileña del Siglo XX. El edificio Ladera de la Misericordia, construido en 1987, consta de un conjunto de cilindros de mortero armado que albergan un restaurante con un gran árbol creciendo en su centro, y luz inundando el espacio desde un techo abierto.

El edificio es un importante ejemplo de la unión armoniosa de arquitectura colonial con el movimiento modernista. Sin embargo, actualmente la Fundación Gregório de Mattos, dueña del edificio, lo tiene olvidado y descuidado con escombro en el suelo y postigos rotos.

7. Invernadero del Parque Quinta Normal Santiago, Chile

invernadero-quinta-normal-4-foto-por-plataforma-urbana-1000x750

El Invernadero del Parque Quinta Normal es un Monumento Nacional de Santiago que guarda una historia de 150 años. Según las estimaciones fue construido en 1866 e instalado en el parque en 1890 como un observatorio de plantas. Sin embargo, desde 1995 que no tiene un uso definido y permanece abandonado.

Si bien en 2014 hubo anuncios respecto de la restauración del lugar, no fue hasta abril del 2016 que el Consejo de Monumentos Nacionales aprobó la iniciativa presentada por la Municipalidad de Santiago. El proyecto de restauración se estará llevando a cabo este año.

Fuente: Archdaily

IV. Edificios para una ideología.

Universidad Laboral de Gijón

En España el régimen franquista también quiso tener un estilo arquitectónico reconocible y también quiso que ese estilo estuviese impregnado de neoclasicismo. Un ejemplo muy conocido es el Ministerio del Aire en Madrid, del arquitecto más prolífico en tiempos del régimen, Gutiérrez Soto. Pero he preferido traerles un edificio mucho menos conocido pero, para mí, más interesante. Es la Universidad Laboral de Gijón de Luis Moya.

En la década de los 40, tras un accidente minero en Asturias, el régimen franquista decidió crear un orfanato de acogida para niños cuyos padres habían sido víctimas de accidentes laborales. En ese orfanato se debía formar a los niños y, por tanto, debía contar con todas las dependencias necesarias para la enseñanza (escuela, talleres, residencia, instalaciones deportivas, iglesia -no olvidemos en qué época estamos-, teatro… etc). Posteriormente, una vez iniciada su construcción, se decidió añadirle una parte de formación laboral para cuando esos niños se convirtiesen en jóvenes. Así se acabó creando la Universidad Laboral de Gijón.

Maqueta
Maqueta

Como vemos se trata de un complejo edificado, más que de un edificio en sí, pero el objetivo del arquitecto es dar una imagen unitaria y completa. Huye de la fragmentación del programa en varios edificios que dialoguen entre sí, enfrentándose a la difícil tarea de articular una unidad compuesta de muchas partes. La articulación de dichas partes se realiza mediante la disposición de patios, a modo de El Escorial, destacando el patio principal donde se encuentran el Teatro y la Iglesia.

foto+8

La Iglesia, con su geometría elíptica, tiene una posición predominante dentro del complejo, no solo por su disposición central en la composición del edificio sino también por su posición como remate del eje de la plaza principal. La composición de las fachadas dota al conjunto de la pretendida unidad arquitectónica.

foto+6

2008-12-21_IMG_2008-12-14_02.46.31__1188662

Con la caída del régimen y la llegada de la democracia el complejo pasó a ser un instituto de enseñanza secundaria y tras ser prácticamente abandonado se acometió su rehabilitación siendo hoy en día un lugar que acoge una gran cantidad de ofertas culturales.

Hola Newsletters!

Aunque las redes sociales y blogs pueden resultar ideales para mantenernos en contacto lo cierto es que los newsletter siguen siendo un canal de comunicación efectivo y funcional cuando la base de datos es real y el contenido es relevante.

Para no confundirnos quiero iniciar el post aclarando lo qué es un Newsletter.

El newsletter o boletín es una publicación digital informativa que enviaremos con cierta periocidad a su correo electrónico para estar en contacto contigo. El contenido será variable entre diversas categorías teniendo el Arte, la Arquitectura y el Diseño como ejes, serán artículos de interés sobre el trabajo que en Estudio 3.14 realizamos, nuestros procesos de Diseño o portafolio, y artículos citados de fuentes externas que nos mantengan al día sobre las noticias e innovaciones en el mundo.

Pero ¿por qué decidimos implementarlos?

  • Queremos que nos conozcas: A través de los newsletter podremos comunicarnos de forma rápida y sencilla. De esta forma podremos construir una relación más sólida contigo, conocerás las etapas que el estudio está viviendo, los proyectos en los que trabajamos y los temas en los que nos interesamos, con un contenido de calidad y de una forma directa.
  • Necesitamos una ventana al diseño local: De esta manera Estudio 3.14 también podrá ser un enlace por el cual conoceremos todos el trabajo de colaboradores en México, creando oportunidades de voz para todos y un espacio multidisciplinario para compartir.
  • Queremos saber de ti: De igual manera en la que compartimos nuestro trabajo, queremos saber tus intereses, comentarios, y propuestas; teniendo la opción para que tu trabajo también sea compartido y exista un diálogo en todas las direcciones.