Carlos Navarro

Con un gusto heredado por el dibujo, descubrió un lenguaje que le llevo a la arquitectura.

En la preparatoria mi pasatiemo era conocer el trabajo de arquitectos, interesados en el aspecto social de la arquitectura y en como la arquitectura es utilizada como un instrumento cívico que incita nuevos comportamientos en la sociedad.

De estudio 3.14 me atrajo la dimensión social y la escala de sus proyectos, (El Malecón y el centro cultural constitución) que exploran cuál es la experiencia del primer contacto de esos proyectos con los usuarios. En el entendido de que la dimensión formal no necesariamente es proporcional al impacto social, pero que si hay un diálogo que se mueve entre escalas.

La fragmentación del proceso es interesante porque es palpable la manera en que el lenguaje del dibujo se transforma en realidad y después en experiencia. Para mi, la escala de los proyectos del espacio público representan cambios de escala global, el acceso a estos espacios como diseñador, me hace pensar en el espacio público como un hogar común.

Estando dentro de la disciplina, los conceptos, las técnicas, los procesos me han hecho estar en constante descubrimiento de mi entorno y de la arquitectura.

A %d blogueros les gusta esto: