Residencia que desciende por 6 niveles sobre un terreno escarpado, girando para aprovechar las vistas de la bahía y la sierra. Una torre mirador de concreto aparente permite admirar el paisaje de su entorno desde una perspectiva única. Gabiones de piedra, muros de ladrillo aparente lijados a mano, escaleras elípticas y pasamanos de madera tallada y acero inoxidable son algunos de los detalles desarrollados con la mano de obra local.

Deja un comentario