El edificio, cuya estructura estuvo abandonada por más de 10 años, hoy alberga 5 departamentos y dos casas. El proyecto potencializa las vistas privilegiadas del mar y la ciudad que su ubicación le brinda.

El manejo de los espacios abiertos y la privacidad fueron clave debido a que la playa y la calle colindante son muy concurridos.

Deja un comentario