Historia, historia de la arquitectura y Eric Fernie.

La ‘Historia’ es una etiqueta que puede presentar complejidades irrelevantes, según el historiador del arte Eric Fernie (1939-),  quien menciona que hay cuatro problemas principalmente:

  1. Significa tanto el pasado como el estudio académico del pasado.
  2. Debido a su asociación con documentos escritos, este estudio académico se aplica sólo a un pequeño fragmento del pasado humano. Esto a su vez conduce a lo absurdo de un período llamado ‘prehistoria’, lo que se vuelve doblemente extraño por el hecho de que el pasado pre o no humano se conoce muy apropiadamente como “historia natural”.
  3. La arqueología, que es el estudio de la evidencia material o no documental. Aunque su  papel es claro y esencial, los arqueólogos han tendido a definir su contribución como un tema en sí mismo, un gemelo con la historia. Sin embargo, estos no son dos temas diferentes, como, por ejemplo, química y física o lingüística y anatomía, que, incluso si se superponen, realmente son áreas diferentes de investigación. El pasado es una red sin fisuras y la arqueología es simplemente uno de los conjuntos de técnicas de la disciplina histórica con la que se explora.
  4. Historia ha significado tradicionalmente la historia del poder, dejando que el estudio de otros aspectos del pasado sea identificado como tal (historia social, historia económica, etc., cada uno con su adjetivo). Por ejemplo es fácil aceptar que el poder político tiene un mayor impacto en, por ejemplo, la arquitectura que viceversa.

 

Las subdivisiones principales son por área de actividad humana (política, social, económica, arquitectónica, metrológica), por período (bizantino, moderno, siglo XIX), por lugar (latinoamericano, escocés, local) y por rama, (paleográfica, lingüística, petrológica). Todos son capaces de cruzarse con los demás. Todos tienen fuertes tendencias a la separación, porque de cosas como la ambición académica y la sociabilidad, y porque las diferencias son exageradas por diversas organizaciones, como las sociedades científicas como la nuestra.

      Es por todas estas confusiones que el Dr Fernie ofrece su punto de vista sobre los problemas que puedan presentar ante el historiador de la arquitectura al mismo tiempo que propone una solución.

      El historiador de la arquitectura, como todos los demás, debe tener cuidado al usar evidencia documental. Tomar textos al pie de la letra es un buen principio, pero puede inducir a errores. Éstos son el reverso de los textos engañosos, ya que están disponibles y son claros en su significado, pero son ignorados, o en el mejor de los casos, discutidos.

     El análisis estilístico, una de las principales herramientas históricas del arte para tratar con objetos, ha sido criticado por todos lados, por historiadores documentales, por arqueólogos, por antropólogos. Contra esta crítica, sin embargo, hay una consideración poderosa, a saber, la importancia que tiene el estilo para los miembros de una sociedad. Uno solo necesita recordar de su propia experiencia.

esperdy-data-3_525

De igual manera, el historiador del arte escocés, comenta que aunque un arquitecto que escriba historia de la arquitectura y esta se vea enriquecida con muchos conceptos y aportaciones – debido a la experiencia en el campo-, no habrá alguien que compare las habilidades del  historiador en esta misma tarea.

 

La máquina para vivir en cinco puntos.

El arquitecto suizo, Le Corbusier (1887 – 1965) publicó en 1927 un libro titulado Les cinq points de l’architecture moderne (Los cinco puntos de una arquitectura moderna). En este resumía su experiencia obtenida en la construcción de varias de las Villas que realizó en los años 20’s, especialmente en la Villa Savoye.

Les 5 Points d’une Architecture Nouvelle, que Le Corbusier finalmente formuló en 1927 incluía:

  1. Los pilotis o pilares son la base de la nueva estática y estos sustituyen a las paredes, elevando la masa.  
  2. El diseño libre de la planta, logrado a través de la separación de las columnas de carga de las paredes que subdividen el espacio.
  3. La fachada tiene libre diseño teniendo libertad de restricciones estructurales.  
  4. La ventana con un trazo horizontal, esta corta la fachada en su longitud para poder iluminar cada habitación por igual.
  5. La azotea ajardinada o roof garden, sobre un techo totalmente plano al cual se le puede dar un uso doméstico al mismo tiempo que cubre el techo de concreto.

 

bbl19__corb2014-5-145d1dfd12b50872066
Dibujo de Le Corbusier para mostrar las ventajas de los cinco puntos.

 

Estos puntos se notaron de una mejor manera en la arquitectura doméstica creada por Le Corbusier. El primer intento para lidiar con el problema de la vivienda masiva fue la Maisons Citröhan, diseñada entre 1920-22. Todas las partes de la casa se encuentran unidas por un espacio continuo, mientras que el espacio abierto creado por los pilares y el techo plano aumenta el área disponible.

      Le Corbusier estableció su concepto de la vivienda estandarizada, producida en masa y utilizable tal como el auto moderno. La casa Citröhan tiene los elementos del sistema constructivo Dom-Ino, que es el uso de un marco de hormigón armado. Citröhan  presentó las ideas de los 5 puntos de nuevo; el edificio levantado del suelo con los pilotis, que libera al suelo para la circulación de vehículos. El roof garden o terraza, que está claramente establecido en esta construcción entra como un componente del espacio privado, doméstico.

      La Villa Cook (1926) en Boulogne-Billancourt, Francia, en su momento fue (casi) el prototipo perfecto de una pequeña vivienda urbana unifamiliar en donde empleó varias de sus ideas. La planta baja está casi completamente abierta; y cuenta con espacio de estacionamiento para un automóvil, la entrada adjunta es pequeña y la escalera , y una terraza abierta pavimentada. En los pisos superiores se utilizaron pocas columnas de concreto.

 

 

lecorbusier_1926-27_cook_0541
Fotografía del interior de la Villa Cook.

 

Habiéndose asegurado de los Cinco Puntos en el diseño de la Maison Cook, Le Corbusier estaba a punto de explorar otras posibilidades del sistema. Esto llevó a diversas ventajas tanto prácticas, así como espaciales  y de flexibilidad formal, en la Villa Stein que Le Corbusier construyó en Garches (1927). De nuevo, pilotis apoyando una parte de la planta baja; un cubo al aire libre ahuecado de dos pisos; particiones libremente curvadas en cada piso; utilizó la  sección dorada para el diseño de la fachada; y un jardín en la azotea en la parte superior. Esta construcción fue una contribución al objetivo central de Le Corbusier: crear prototipos para una ciudad vertical.

 

stein
Fachada de la Villa Stein.

 

También la Villa Savoye fue parte del concepto central que Le Corbusier desarrolló por primera vez en la casa Citröhan en 1922. Reveló el mismo lenguaje que se remonta hasta Villa Stein, pero reorganizado de una manera ligeramente diferente. La villa en Poissy también fue una realización utilizando los cinco puntos. Además de demostrar esto, también tiene los elementos característicos, como la rampa de entrada (que atraviesa la mitad de la cuadrícula), muros curvos del solarium y, la construcción pilotis. Una vez dentro de la planta baja, uno puede caminar a través de una rampa o una escalera curva. El primer piso, rodeado completamente por un ventana horizontal, luz y el aire penetró por todas partes. El contacto directo con el paisaje circundante se logra mediante diversos aberturas, las vistas se enmarcan como una imagen.

 

villa-savoye-1_pascal-lemac3aetre
Villa Savoye foto por Pascal Lemaitre.

 

Aunque ha sido criticado el manifiesto de Le Corbusier, también es cierto que ha tenido una gran influencia en la arquitectura moderna. Esto es evidente en La Villa Savoye, la cual resumió los cinco puntos y que resultó ser una obra maestra del diseño del siglo XX y una de las mejores obras de Le Corbusier. Los cinco puntos han permitido una gran variedad de ideas y posibilidades en el diseño de la arquitectura hasta nuestros días. 

 

d18ab209e4e58f1e63626bf455ec42e6
Proyecto de Zaha Hadid en La Haya (2010).

 

 

 

Estos fueron los ganadores de la Bienal de Arquitectura del Colegio de Arquitectos de Nuevo León.

El pasado 27 de octubre se llevó a cabo la ceremonia de premiación de la XIX Bienal de Arquitectura del Colegio de Arquitectos de Nuevo León. El evento tuvo lugar en el Pabellón M, donde además la exposición de todos los participantes se encuentra expuesta en la planta baja del mismo de edificio desde el 18 de octubre y hasta el 3 de noviembre.

La participación fue copiosa y 48 proyectos construidos en Nuevo León o por arquitectos de Nuevo León en México o el extranjero. Esta es la primera bienal de este Colegio que es expuesta públicamente en un lugar de concurrencia pública más allá de profesionales del gremio.

El gran premio, la Medalla de Oro fue otorgado al Proyecto Distrito Valle del Campestre diseñado por Ecotono Urbano del Arq. Oswaldo Zurita, quien se hizo acreedor al premio por convertirse en un ejemplo a seguir en el manejo del espacio público en Monterrey. Además se entregaron 10 callis de Cristal, 14 Menciones de honor y un ladrillo de Cristal a distintos proyectos participantes.

Por otro lado, se convocó a estudiantes de la carrera de arquitectura a participar en la Categoría Estudiantil. Conoce a todos los ganadores en la ésta liga.

casa_kualc383c2a9
Cortesía de Colegio de Arquitectos de Nuevo León

 

CITA: Karina Zatarain. “Estos fueron los ganadores de la Bienal de Arquitectura del Colegio de Arquitectos de Nuevo León” 28 oct 2017. ArchDaily México. Accedido el 31 Oct 2017. <https://www.archdaily.mx/mx/882501/estos-fueron-los-ganadores-de-la-bienal-de-arquitectura-estudiantil-del-colegio-de-arquitectos-de-nuevo-leon>

 

Aprendiendo de Learning From Las Vegas.

Uno de los programas con los que cuenta el Estudio 3.14 es al que se ha llamado Learning From (…) y del que actualmente se cuenta con dos ediciones. Si bien es cierto que el nombre da una pista de lo que podemos encontrar, es necesario conocer de dónde se ha tomado prestado el nombre para poder saber el trasfondo de éste proyecto.

En la revista Architectural Forum de Marzo de 1968 se publicó un artículo escrito por los arquitectos Estadounidenses Denise Scott Brown y su esposo Roberto Venturi. Este lleva por título “A Significance for A&P Parking Lots, or Learning from Las Vegas”.

No hace falta leer más allá de la primeras páginas para comprender que en dicho artículo se estudia de forma analítica el quehacer arquitectónico de la época y que se analiza a la corriente Modernista. Para sustentar lo dicho, se enfocan específicamente en una pequeña sección de no más de 7 km de longitud; Las Vegas Strip, ésta ruta turística que a partir de su creación y su propagación ha ocupado un lugar en nuestro imaginario.

venturi.jpg

Mapa de Las Vegas Strip tomada del libro Learning From Las Vegas, 1972

Durante los siguientes tres años realizaron varios viajes de campo a Las Vegas, Nevada; tanto el dúo de arquitectos como un grupo de estudiantes de la Yale School of Arts And Architecture. Durante estos se reflexionó sobre la arquitectura, el imaginario y los símbolos de dicho lugar, el ejercicio terminó con la crítica del pensamiento de Le Corbusier y seguidores.

robert-venturi-and-denise-scott-brown-in-the-las-vegas-desert-with-the-strip-in-the-background-1966
Fotografías de Roberto Venturi y Denise Scott Brown en Las Vegas, 1968. Archivo de Venturi and Scott Brown.

Para el año de 1972 bajo el sello editorial del MIT, se publicó Learning From Las Vegas, un libro que dividió las opiniones de los arquitectos y de los estudiosos de la materia. Dicha obra está distribuida en dos partes; la primera es el artículo (ya antes mencionado) del ‘68 y la segunda lleva por título “Ugly and Ordinary Architecture, or the Decorated Shed” (La arquitectura fea y ordinaria, o la caja decorada).

Dicho ejercicio práctico y teórico sentó las bases para una propuesta Postmodernista, en donde se incorpora a la tarea del arquitecto el conocer y comprender el contexto circundante del lugar a trabajar: contemplando el ambiente social, natural, construído e histórico.

El ejemplo con el que nos mostraron ésto, es la comparación entre el pato y la caja decorada (“The Duck and the Decorated Shed”). El primero personifica a un edificio del movimiento Moderno, el cual es expresivo tanto en forma como en volumen. Mientras el segundo se basa en los símbolos y en el imaginario, justo como los arquitectos lo hacían en la Edad Media

300_duck_shed_sketch
Ilustración tomada de Learning From Las Vegas, 1972.

Argumentaron que las construcciones que preceden al movimiento Moderno utilizaban la ornamentación en las fachadas para transmitir un significado, mientras que los modernistas pusieron su confianza en los elementos estructurales (o corporales) para emitir la significación. Es así que para los autores el movimiento liderado por Le Corbusier, es uno totalmente mudo y vacío.

En el Estudio 3.14 se han implementado una serie de prácticas de campo que se conciben desde el planteamiento de Venturi y Scott Brown. Estas nos ayudan a conocer, comprender y realizar mejor nuestro trabajo profesional de una manera razonada, en donde no solamente se sigue el instinto creador sino también el de la investigación.

Es así que se generan dentro del Estudio dos ejercicios que exploran la metodología de estos dos arquitectos estadounidenses; Learning From Tapalpa (2017) y Learning From Rancho (2017). Ambos proyectos se han nutrido de texturas, colores e historias que sin éstas prácticas no hubieran sido contempladas en nuestro deber con la arquitectura y su entorno.

 

 

21224129_480572235633792_4173361833953984512_n
Equipo multidiciplinario del Estudio 3.14 trabajando en Learning From Rancho (2017).

 

La experiencia obtenida de ambos estudios serán publicadas en las siguientes ediciones del newsletter. Mientras tanto pueden revisar algunas de las fotografías que se tomaron en la cuenta de Instagram.

 

Gypsy Lara